Ucrania sangrante

“Dunbass”, que inauguró la sección “Una Cierta Mirada”, parece multiplicar los siete círculos del infierno de “La Divina Comedia” para convertir la pantalla en el mosaico apocalíptico de una guerra, la de Ucrania, que ha dejado a la población civil sin hogar ni pan que llevarse a la boca. Cada uno de los episodios de la película, encadenados por un determinismo sin salida posible, es el documento de una forma de violencia, ya sea la propaganda, la corrupción, la xenofobia o el terrorismo. El realismo sucio, sórdido, miserabilista, de Sergei Loznitsa, se sitúa en las antípodas de la elegancia formal del otro cineasta ruso que frecuenta la Croisette, Andrey Zvyagintsev: la cámara de Oleg Mutu, el gran operador del cine rumano, penetra en la piel de un tejido social en metástasis, con linchamientos públicos incluidos. Tal vez demasiado insistente en su crueldad, la película es un contundente puñetazo contra el muro. Seguro que a Loznitsa aún le sangra la mano.

Source: Cine

Fuente Original: Ucrania sangrante

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *