U2, viviendo de las rentas

Los cuatro miembros de U2 se aproximan a los sesenta años, pero desde hace un tiempo mantienen un enorme empuje en directo. El ritmazo que llevan actualmente, con tres tours casi consecutivos en tres años, fruto –quizás– de sus obligaciones contractuales con Live Nation, es más propio de unos veinteañeros que acaban de debutar en la música que de unos veteranos con la vida solucionada. Su nueva gira, el Experience + Innocence Tour que recala en España la próxima semana (jueves y viernes en Madrid), rompe un silencio histórico de trece años en la capital; Bono y cía no pasaban por la ciudad desde 2005, con aquel lejano Vertigo Tour. Xavier Balart, autor de la estupenda monografía «U2 en España» (Cuarentena Ediciones) y erudito del cuarteto dublinés en nuestro país, vivió de primera mano el accidentado inicio que tuvo en Berlín el tramo europeo de la actual gira. «Pude ver un concierto y medio, ya que la segunda noche en Berlín se suspendió porque Bono perdió la voz y tuvo que parar», comenta. Esta gira sirve para presentar el no muy inspirado 14º álbum «Songs of Experience». «No es el disco que esperaba», confiesa Balart. «Cuando editaron ”Songs of Innocence” en 2014, U2 anunció que tenía su continuación casi lista, pero al final pasaron más de tres años. Al último le faltan ideas y canciones más rockeras. Creativamente está lejos de su mejor forma».

Más de lo mismo

La gira llega con pocas sorpresas. «La novedad más importante son las canciones del último álbum, y el resto repite el mismo bloque central de cuatro temas del anterior, formado por ”Iris (Hold Me Close)”, ”Cedarwood Road”, ”Sunday Bloody Sunday” y ”Until the End of the World”. El grupo considera que es básico para el leitmotiv artístico de la gira. A nivel de puesta en escena es casi calcado al tour de 2015», dice Balart. Y es que el concepto sigue siendo muy similar al de la gira de 2015 que en España solo tuvo parada en Barcelona. «El concepto es el de recintos más reducidos, de 16.000 a 20.000 personas, y la temática es hablar sobre la inocencia dentro de su historia como músicos y personas: la primera vez que se enamoraron, la primera vez que visitan EE UU, recordar la calle donde crecieron… El nuevo espectáculo se concentra en la experiencia, en las cuatro décadas que llevan tocando. Es un buen concepto, pero demasiado repetitivo. Más que una continuación parece otra vez lo mismo».

U2 lleva en activo desde finales de los 70 y hace varias décadas que vive lejos de la excelencia artística. A Balart, que ha visto al grupo en directo unas 50 veces, no le molesta reconocerlo, rompiendo el mito de que los fans de los dublineses son una masa acrítica. «U2 llega a su mejor nivel con ”The Joshua Tree” (1987) y ”Achtung Baby” (1991), y hay que reconocer que es muy difícil alcanzar otra vez esa cotas de genialidad. De sus últimos discos me quedo con ”No Line on the Horizon” (2009). Ahora bien, eso pasa con todas las bandas que tienen carreras largas y que están en la cima; es muy complicado mantener un nivel creativo alto. Es más, la gente que dice que U2 sigue en sus mejores años no son fans objetivos. Quienes dicen eso se parecen más a un seguidor de los Backstreet Boys», comenta entre risas. Aun así, a pesar de esa crisis creativa, siguen agotando las entradas de grandes recintos en minutos. «La relevancia que tienen es más por el pasado que por el presente», afirma sin miedo Balart. «Después de casi cuarenta años de carrera, los que somos muy fans seguimos su día a día , pero el resto de los mortales la conocen por sus hits, sus giras de otras épocas, el concepto del Zoo TV y el PopMart Tour, y por canciones como ”Pride (In the Name of Love)”, ”New Year’s Day” y ”Sunday Bloody Sunday”. Esos son los temas que la gente quiere escuchar en directo y es normal, pero los fans estamos un poco hartos. La verdad es que nos gustaría un concierto de caras B o de temas que no suelan tocar». Sobre la pregunta del millón, si serán tan longevos como The Rolling Stones, Balart lo tiene claro. «The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr. están envejeciendo bien, pero Bono está muy hecho polvo para la edad que tiene y su estado de forma es preocupante. No me gustaría que los cuatro se arrastraran por los escenarios en un futuro. Hay que dejarlo cuando estás arriba».

Source: Musica

Fuente Original: U2, viviendo de las rentas

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *