Samsung Galaxy A9: el primer «smartphone» con cuatro cámaras traseras para la generación Instagram

Samsung lo tiene claro; el componente rey de cualquier teléfono móvil es la cámara. Por lo menos es el principal argumento de venta de los fabricantes en la actualidad. En un evento en Milán (Italia), la firma surcoreana ha presentado dos nuevos terminales, el A7 y el A9 dirigido al público «millennial». A ese perfil joven que vive permanente conectado y comparte todo en redes sociales, en especial al que está prendado de subir fotografías a plataformas como Instagram, una de las mayor éxito del momento.

El Samsung A7 es el primer teléfono con triple cámara trasera de la marca. Inspirado en el planteamiento del Huawei P20 Pro, este dispositivo alberga, por partes, un objetivo gran angular por el que apuesta con una versatilidad a la cámara. Una decisión intersante a tenor de los hábitos de los usuarios; el consabido «instagramer» quiere que las fotos obtenidas con su móvil tengan la suficiente calidad como para publicarlas en la red social sin necesidad de retocarlas. Ese es el objetivo que se ha puesto la compañía, que lidera el mercado del móvil aunque ha venido perdiendo terreno frente a otras marcas de procedencia china como Huawei. «El usuario de a pie se ha convertido en un profesional de la fotografía, está muy informado y cada vez demanda cámaras más sofisticadas», explica Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung.

Hasta ahora, el límite de objetivos estaba en tres. Samsung está decidida a ampliar ese ratio. El A9 se conviete así en el primer teléfono con cuatro objetivos, los cuales vienen ordenados de forma vertical. La idea es distribuir una cámara principal, otra para realizar zoom óptico de dos aumentos, otra para captar una imagen singular gracias a su gran angular y, por último, otra destinada a obtener información adicional con el efecto de profundidad.

Por partes, la lente principal de 77º de amplitud y cuenta con un diafragma de F1.7, muy luminoso. Tiene un sensor de 24 megapíxeles y está preparada para capturar imágenes en baja iluminación, utilizando una nueva técnica que une 4 píxeles en uno de forma automática en escenas oscuras, evitando así el granulado y suavizando los bordes de los objetos.

Por su parte, el gran angular, de 8 megapíxeles, puede capturar hasta 120º de amplitud, similar a la capacidad de visión humana es el que, combinado con el objetivo tradicional, una apertura dual de ambos objetivos para capturar más luz y mucha inteligencia artificial, realiza la optimización de escena, además de ejercer su función ampliando notoriamente el campo de visión de al imagen. El tercer objetivo es un teleobjetivo de 10 megapíxeles capaz de hacer zoom óptico de dos aumentos sin pérdidas de calidad. Una cuarta (y última) es una cámara para el efecto de profundidad. Gracias a ella, los usuarios pueden controlar la definición del fondo (más desenfocado o menos) de cara a obtener imágenes con efecto retrato de forma precisa y artística en un guiño al comportamiento de las cámaras réflex.

Con esta cámara cuádruple, Samsung quiere que los usuarios acaben definitivamente con las cámaras fotográficas y, por tanto, que no necesite de otro dispositivo para tomar fotografías. Esta configuración fotográfica dota al teléfono de una gran versatilidad capaz de cambiar a gran angular sólo presionando un botón, tomas nocturnas con calidad extrema, un zoom 2x para acercar los objetos sin perder calidad o crear un desenfoque selectivo. La única manera de lograr algo así en la actualidad, sería con una réflex y varios objetivos. La razón: «La gente vive la vida a través del objetivo de su teléfono móvil», aduce el directivo de la compañía.

En cuanto a la cámara frontal con efecto «selfie», no hay mucha novedad; equipa una cámara de 24 megapíxieles que ya hemos visto en otros terminales de Samsung. A nivel técnico, el dispositivo viene con sistema de audio Dolby Atmos y pantalla tecnología AMOLED de 6,3 pulgadas capaz de generar una resolución de 1.080 x 2.220 píxeles. Incorpora una gran batería ideada para que teléfono aguante todo el día, con 3.720 mAh de capacidad y súper carga rápida. La única configuración del A9 es 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento, aunque ampliables mediante tarjeta MicroSD. El procesador al que Samsung no le ha dado ninguna relevancia en este terminal, centrándose en la cámara, es un Octa Core (2.2GHz Quad + 1.8GHz Quad). Estará disponible a mediados de noviembre a un precio de 499 euros en tres colores (caviar black, Lemonade Blue y Bubblegum Pink).
Source: Tecnología

Fuente Original: Samsung Galaxy A9: el primer «smartphone» con cuatro cámaras traseras para la generación Instagram

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *