Proliferan en WhatsApp los bulos sobre secuestros de niños

Notificación de WhatsApp en el móvil. Llega al grupo de padres de la escuela de tu hijo. En un primer momento no lo abres, pero tras el sonido incesante de nuevos mensajes, decides comprobar qué es lo que está creando tanta polémica. Llegas hasta el audio al que aluden todos los participantes alarmados y lo escuchas. «Chicas, acabo de confirmar la noticia con un Guardia Civil amigo mío y me ha dicho que es verdad. Que tengamos mucho cuidado que en (localidad cercana que le toque en ese momento) ya están actuando. Pasadlo a todo el mundo porque es verdad. Repito, es verdad. Pasadlo a todo el mundo que podáis: madres, niños, grupos de colegio. A todos».

De repente, la histeria se contagia: se intenta contrastar por otras fuentes. En internet no hay ninguna noticia al respecto, pero siguen llegando otros audios que explican episodios parecidos, incluso imágenes de posibles sospechosos, por lo que se refuerza la idea de que algo está pasando. Los integrantes del grupo comparten con otros amigos, que a su vez vuelven a difundir este contenido. Y así de fácil es como la mecha del bulo prende por las sociedades conectadas.

Los recientes hechos de hace menos de un mes en torno a las desapariciones del pequeño Gabriel Cruz, en Almería, y las de Paz, Lorena y Concepción, en Asturias, han servido de caldo de cultivo para que proliferen bulos en torno a tentativas de secuestros por toda España. «Suele haber un repunte de este tipo de mensajes cuando se dan situaciones de este tipo», confirman desde la Policía Nacional a este periódico. Apuntan a la oportunidad para «aprovechar el momento de interés» que se crea en torno a estos sucesos para que la viralidad se dispare. Sin embargo, raro es el día en que este organismo no tiene que desmentir una información falsa desde sus redes sociales,

ya sea de regalos de artículos de marca a avisos de posibles atentados

.

¿Intentos de secuestro en El Romeral y El Carpio?
Los últimos hacían referencia a unos posibles intentos de secuestro en las localidades toledanas de El Carpio y El Romeral, episodios por los que sí hay denuncias, tal y como confirmó ABC y están siendo investigados -que no confirmados-, si bien «no trabajan con una hipótesis de alarma», señalaron las mismas fuentes.

Diversos Ayuntamientos y Policías locales de diferentes puntos del país han desmentido los hechos, que mutan desde El Romeral toledano al Castillo del Romeral, en Gran Canaria, donde también se ha producido otro supuesto intento en la zona del velatorio de Arinaga. También se ha señalado otro intento de rapto en Baza (Granada), al igual que en Churra (Murcia), donde se afirma que unas jóvenes de 16 y 17 años habrían sido obligadas a montarse en una furgoneta. Tampoco se salva Cádiz. Y la lista sigue.

También se ha vuelto a reactivar un viejo bulo sobre unos supuestos secuestradores de niños de los que aseguran, al pie de la imagen, que «han estado en Yumbo» para, después, haber saltado a «La Unión». Estas localidades, que ni siquiera pertenecen a España (son de Colombia) han llegado hasta los grupos de WhatsApp de todo el país, aunque llevan ya desde hace años circulando, cambiando los municipios en los que, se supone, actúan.

El pánico llegó hasta tal punto que se llegaron a registrar incidentes en 2013 tras una batida espontánea que se formó en Alcantarilla (Murcia) en busca de los dos sujetos, cuyas fotos salieron por primera vez en un reportaje de investigación del medio chileno Ciper, en 2012, por ser parte de un entramado de trata de personas.

Lleva años circulando y como todos los #bulos vuelve cada cierto tiempo. No ha llegado nadie “robando” niños para traficar con órganos. BULAZO.
¡Confía solo en fuentes oficiales! pic.twitter.com/AzP96s77Hc— Policía Nacional (@policia)

5 de marzo de 2018La proliferación ha sido tal que la Policía Nacional ha tenido que desmentir a través de su cuenta oficial en Twitter que no hay secuestros «masivos» por toda España y que la difusión de este tipo de mensajes solo contribuyen a crear alarma.

🚨#StopBulos
¡No hay secuestros “masivos” por toda España! Hoy toca el día de “la furgoneta secuestra niños”. NO difundas #bulos que solamente contribuyen a crear alarma pic.twitter.com/5aTJtsFKp4— Policía Nacional (@policia)

5 de marzo de 2018Los bulos no son un delito
«Los bulos no son un delito», explican desde Policía Nacional, que señala la dificultad de encontrar la fuente original de estas prácticas. Este tipo de acciones se investigan en casos puntuales de extrema gravedad, por lo que desde esta agrupación señalan la educación e información como las principales bazas para evitar el pánico. «Hay que educar en la prevención y enseñar que, cuando aparecen estos mensajes, hay que acudir a la fuente. Se puede llamar a las comisarías en citadas o a través de las cuentas oficiales en las redes sociales de las Fuerzas de Seguridad del Estado para confirmarlo, no fiarse de audios que no se sabe muy bien de dónde llegan», advierten.

La explicación a este fenómeno, que se ha multiplicado a la vez que el uso de la tecnología, no está muy claro. Al respecto, un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) apunta que la probabilidad de difundir en redes sociales una noticia falsa es un 70% mayor que la transmisión de una información veraz. Aunque este análisis se centra en Twitter, los investigadores responsables aseguran que se puede extrapolar a otras plataformas.

Además, apuntan como posible respuesta a la creación de este tipo de contenidos su «novedad»: «Las noticias falsas son más novedosas y es más probable que las personas compartan información de este tipo». El afán de protagonismo podría estar detrás de los creadores de estos bulos, que consiguen viralizar sus mensajes hasta límites casi insospechados gracias a esa «novedad» tentadora.

Ante la duda, acudir a fuentes oficiales
Tanto Policía Nacional como Guardia Civil indican no compartir este tipo de archivos y que, ante la duda, se acuda siempre a las fuentes oficiales. «Cuando hay una certeza de que puede estar produciéndose un delito, las fuerzas de seguridad del Estado informan por los cauces adecuados», repiten. Por lo que si les llega un mensaje afirmando que un «policía amigo» ha avisado a su vecina para que difunda una alerta acerca de un posible malhechor, desconfíen. Lo más probable es que se trate de un bulo.
Source: Tecnología

Fuente Original: Proliferan en WhatsApp los bulos sobre secuestros de niños

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *