Ig Nobel para el doctor que se hizo una colonoscopia a sí mismo

Son investigaciones reales, pero sus planteamientos y conclusiones parecen de chiste. Los famosos premios Ig Nobel, creados por la revista «Anales de Investigaciones Improbables», eligen los diez estudios científicos más disparatados del año. En su última entrega, celebrada el jueves en la Universidad de Harvard en Cambridge (EE.UU.), esta parodia de los Nobel reconoció, entre otros, el uso de sellos para saber si el pene ha tenido una erección nocturna o las bondades de hacerse una colonoscopia a uno mismo. Entre los premiados, un grupo de la Universidad de Valencia (UV) que ha estudiado los efectos de gritar y maldecir mientras conducimos.

Francisco Alonso, del Instituto de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) de la UV, viajó hasta Harvard para recibir su galardón «con un enorme entusiasmo, porque estos premios tienen repercusión mundial y abren un espacio de reflexión a través del humor», asegura a ABC. Su investigación concluye que más del 26% de los conductores españoles grita e insulta algunas veces al volante, la mayoría en reacción a las maniobras de otro conductor, por estrés o porque «es su forma de ser». «La hostilidad está relacionada con los accidentes de tráfico, así que está bien que entre risas haya podido llegar al público», dice Alonso. Puedes consultar el estudio aquí.

Uno de los premios más llamativos fue, sin duda, el de Educación Médica. Médicos japoneses han desarrollado un método para hacerse a uno mismo una autocolonoscopia, «en posición sentada» utilizando un instrumento «de rigidez variable y calibre pequeño». Dicen que apenas hay molestias.

Otro alarde de ingenio es el de los urólogos que han ganado el IgNobel de Medicina reproductiva. Han utilizado unas estampillas postales para comprobar si el pene tiene erecciones espontáneas durante el sueño, un fenómeno común en cualquier varón sano. Varios voluntarios masculinos se envolvieron cuidadosamente el pene en una hoja de sellos a la hora de acostarse. Por la mañana, si la línea de puntos estaba cortada, es que la cosa había ido bien.

El galardón de Medicina se lo ha llevado un equipo de EE.UU. por su animado método contra los cálculos renales: montar en una montaña rusa. Probaron unos modelos de riñón impresos en 3D en 20 viajes en una atracción de Disney World y comprobaron que las piedras pasaban mejor si iban sentados en los vagones traseros.

Una mosca en una copa
El de Antropología ha ido para un estudio que demuestra que, en los zoológicos, los chimpancés imitan a los visitantes humanos con tanta frecuencia como los humanos les imitan a ellos. Y el de Biología, para otro que asegura que los enólogos pueden identificar, por el olor, la presencia de una sola mosca en una copa de vino.

Por su parte, científicos portugueses han medido hasta qué punto la saliva humana es un buen agente de limpieza para superficies sucias, lo que les ha valido el IgNobel de Química. Y un equipo africano ha calculado que la ingesta calórica de una dieta de canibalismo humano es bastante más baja que otras dietas de carne. No han devorado a nadie, es un estudio sobre el paleolítico. Ha ganado en Nutrición.

El de Economía se lo ha llevado una investigación sobre lo bien que sienta utilizar muñecos de vudú para vengarse del jefe. Y el de Literatura concluye que casi nunca leemos las instrucciones de productos complejos.
Source: Ciencia ABC

Fuente Original: Ig Nobel para el doctor que se hizo una colonoscopia a sí mismo

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *