Esto es lo que le tienes que pedir a tu móvil este año si quieres ser moderno

Tu móvil, probablemente, ya es un vejestorio y no lo sabes. Sí, al margen de todos aquellos usuarios que están a la última y les encanta tener el teléfono más actual del mercado, la mayoría de consumidores suelen comprar un modelo con el pensamiento que le vaya a durar, al menos, un par de años.

Bien, dos años es básicamente lo que se suele tardar en cambiarlo, al menos en España, donde a pesar de que tenemos una alta penetración de estos modelos nos cuesta un poquito rascarnos el bolsillo. Si este 2018 toca hacerlo, pues echa un vistazo a aquellos móviles que definirán los próximos meses y las tendencias más plausibles.

Que no tenga marcos
Una de las tendencias más firmes y que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo «smartphone» o teléfono móvil inteligente es pensar en el diseño. Es cierto que lo estético siempre entra antes por los ojos, pero no hay que fiarse solo en este aspecto. Lo que más está tirando es el diseño que ya se conoce como «todo pantalla». Esto, ¿a qué diantres se refiere? Vale, se trata de un concepto de móvil que una cara está cubierta prácticamente por la pantalla táctil.

Dado que el espacio para ver películas y navegar es amplio y casi sin bordes eso nos permite tener un dispositivo que, en tamaño, se maneja perfectamente. Es el ejemplo del iPhone X, el LG V30, el Xiaomi Mi Mix 2 o el próximo Samsung Galaxy S9. Gracias a eso, podremos tener un móvil muy molón con aires de modernidad que, pese a que ya lleva un añito en el mercado, por ahora no pasa de moda. De momento.

Mira en la gama media, buena opción
Hemos hablado de algunos modelos, pero la mayoría de teléfonos que apuestan por este diseño de pantallas casi sin bordes suelen encontrarse en un rango premium o gama alta. ¿Qué quiere decir eso? Que tienes que rascarte el bolsillo porque lo más seguro es que no bajen de los ochocientos euros. Aún así, esta idea de móvil ya ha empezado a trasladarse a algunos modelos muy accesibles y más baratos.

Así, en la gama media se pueden encontrar móviles espectaculares a poco precio que cumplen con creces lo que uno necesita para su día a día. Este segmento es cierto que está muy apretado en cuanto a nombres -la mayoría, firmas chinas-, pero ha dado muchas alegrías. No hace falta arruinarse para tener a manos un teléfono con estas características. Entre algunos modelos interesantes se pueden encontrar el Xiaomi M1 A1, que es una auténtica bestia para lo que vale (200 euros), el Honor 7X (lo tienes por 300 euros), el Huawei Mate 10 Lite (tuyo por un poquito más, 350 euros) o el Oppo F5 (que pese a su nombre poco conocido en España es uno de los mayores vendedores del mundo).

¿Puedo mojarlo?
Bien, esta una cuestión a tener en cuenta sin duda. Hace un tiempo los Sony Xperia fueron pioneros en que fueran resistentes al agua e, incluso, sumergibles durante un tiempo (no en la playa, ojo). Esta característica ya es bastante común en muchos móviles. En lo que hay que fijarse es en unos datos que aparecen por ahí, y es la categoría de protección. Se engloba dentro de un IP y dos números. Así, podemos deducir que el aparato goza de una protección total contra el polvo (el número «6») además de que puede ser sumergido en agua hasta un máximo de un metro (el número «7»). De tal forma, que sin tenemos un terminal con protección IP67 podremos estar algo más tranquilos, pero eso no quiere decir que si se cae soporte el golpe. Lo mejor es ponerle una funda de goma, pero allá cual…

El tamaño sí importa
A ver, cada cual que haga lo que le venga en gana, partiendo de ahí. Pero, puestos a elegir, pues al menos que tenga 5 pulgadas de pantalla. Es, posiblemente, lo mínimo a escoger para disfrutarlo. Por ejemplo, algo barato, el Wiko View 2, que tiene 5.7 pulgadas, más o menos como la palma de la mano de una persona normal. O el Gionee S11, que ya se agranda hasta las 5.99 pulgadas. Otra opción interesante es el LG Q6, que es la versión modesta de unos de los móviles del pasado año, y que tiene 5.5 pulgadas. De tal forma, que dado que vamos a utilizar muy probablemente el móvil para ver películas y series, pues al menos que tenga un espacio suficiente como para no dejarte los ojos intentando enfocar.

Con doble cámara (o no)
Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de comprar tu nuevo móvil es la calidad de la cámara. Que nadie le lleve a confusión; más megapíxeles no quiere decir que se vayan a tomar mejores fotografías. El software de procesamiento de imagen, la calidad de las lentes, la configuración o la iluminación son cualidades importantes para lograr una postal que tire para atrás. Bueno, de acuerdo, influye las condiciones del escenario y, por supuesto, la mirada del fotógrafo.

Así que, puestos a elegir, pues que tenga doble cámara. ¿Qué puede significar eso? Si bien es cierto que el Pixel XL 2 ha demostrado que se pueden tomar asombrosas fotografías con una sola cámara, los móviles más modernos que se lanzan a lo largo de este año van a apostar, en su mayoría, por dos lentes. Esta configuración está pensada para jugar con la profundidad de campo y lograr retrasos espectaculares en los que el fondo está desenfocado y el sujeto queda realzado.

Eso es algo que se hizo popular en las cámaras réflex y que, salvando las distancias, se puede emular desde un móvil. ¿Cuáles son los que han apostado por eso? Pues por lo pronto, el nuevo Galaxy S9 Plus ha dado el salto hacia este tipo de cámaras. Pero hay muchos más. Pronto llegará el Huawei P20, por ahí está el LG V30 S o el Asus Zenfone 5, así como más baratos como el Moto G5S Plus o el Xiaomi Redmi Pro. Pero también otros modelos como el Honor 8 o el ZTE Blade V8 Pro. Cualquiera es buena opción, pero como relación calidad-precio, el Xiaomi M1 A1 es, por ahora, imbatible. Ahí lo dejamos.

Baterías, para qué os quiero
Partiendo de la base que hoy en día la mayoría de estos teléfonos -por su diseño- no permite cambiar las baterías, a la hora de elegir un nuevo modelo tampoco está demás en echar un vistazo a este apartado en su ficha técnica. Hay modelos como los iPhone X o Galaxy S9 que permiten cargarse por medio de cargadores de inducción, pero aquí los guarismos pueden mejorar el resultado. Esto es, como mínimo hay que exigirle que tenga 3.000 mAh.

Cuanto más densidad, mejor, pero tampoco eso quiere decir que haga que se extienda a tres días la batería. Ni por asomo, vaya. Hoy en día que un teléfono llegue a dos días ya te puedes dar con un canto en los dientes. Así, nos podemos encontrar con el iPhone 8 Plus, que además de ser una bestia y muy recomendable pese a su alto precio, su autonomía se extiende más allá del día. Otra opción interesante es el Pixel XL 2, el LG V30, el Xiaomi Mi 6 o el OnePlus 5T.
Source: Tecnología

Fuente Original: Esto es lo que le tienes que pedir a tu móvil este año si quieres ser moderno

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *