El tierno vídeo de la mamá oso y su osezno pudo costarles la vida

En los últimos días se ha difundido por las redes sociales un dramático vídeo donde una osa y su cría se juegan la vida en la empinada pared nevada de una montaña, mientras un dron lo graba desde las alturas. En un primer momento, muchos usuarios de las redes entendieron que el vídeo representaba un inspirador ejemplo de perseverancia en el que un osezno finalmente logra superar la pendiente después de resbalar varias veces. Pero, ¿es así?

Numerosos biólogos han mostrado su preocupación y han criticado el vídeo como un ejemplo del uso incorrecto de drones para filmar a animales en libertad. Es decir, para muchos investigadores, si la osa y el osezno están escalando esa pared y poniendo su vida en peligro, es precisamente porque el dron les ha asustado.

EL OSEZNO
1)Una persona utiliza un dron para acosar a una osa y su osezno
Tanto es el estrés, que la madre opta por huir lo más rápido posible atravesando una ladera muy peligrosa
Yo casi aseguraría que no habrían seguido esa ruta NI DE COÑA de no ser por el dron que les persigue pic.twitter.com/tIHvfSxpDU— Dr. Bioblogo (@DrBioblogo)

5 de noviembre de 2018Jason Bittel ha informado en National Geographic que el vídeo fue tomado por Dmitry Kedrov en julio de este año en la costa del mar de Okhotsk, en Rusia.

En este medio, Mark Ditmer, ecólogo en la Universidad Estatal de Boise (EE.UU.) que ha estudiado el impacto de los drones sobre los osos negros, ha compartido sus sospechas de que el vídeo muestra cómo los animales tratan de huir del dron: «Podría equivocarme, pero si tuviera que apostar por algo, diría que el dron provocó que la madre entrara en pánico y tratase de huir».

Un OVNI para un oso
«En el vídeo se ve cómo la madre mira fijamente el dron durante un montón de tiempo», ha dicho en National Geographic Sophie Gilbert, ecóloga de la Universidad de Idaho (EE.UU.) que estudia el impacto de los drones sobre la vida salvaje. «Desde su perspectiva, (el dron) es literalmente un OVNI (…). Ella no tiene idea de qué está haciendo. Probablemente no ha visto nada así en toda su vida. Tiene una cría muy joven que cuidar, y por supuesto su respuesta es la de entrar en pánico».

Esta voluntad de huir explicaría por qué la madre y la cría deciden atravesar la montaña por un lugar tan peligroso, cosa que las osas con crías suelen evitar.

«Los osos no habrían sentido esa necesidad de afrontar esos riesgos si no hubieran sido molestados por el dron», escribió en Twitter Dani Rabaioitti, investigadora en la Sociedad Zoológica de Londres. «El operador del dron podría haber matado a la cría».

De hecho, en un momento de la grabación se aprecia cómo la máquina se acerca a los osos y cómo la madre se encara con ella y lanza un zarpazo que hace que la cría caiga por la pendiente.

Según ha dicho en The Atlantic Clayton Lamb, investigador en la Universidad de Alberta (Canadá) y experto en osos grizzlies, pudiera ser que la madre hubiera interpretado el acercamiento del dron como un ataque y hubiera intentado alejar a su cría del peligro. «No importa lo lejos que esté el dron», ha dicho Lamb. «Puedo decirte por lo que sé sobre el comportamiento de los osos, que está demasiado cerca».

Sophie Gilbert ha recordado varios vídeos de Youtube donde se ve cómo los drones pueden alterar el comportamiento de los animales, hacer que dejen de comer o que salgan huyendo. Además, los investigadores han señalado que aparte de esto, los drones pueden provocar estrés en los animales aunque no se perciba cambios en su actividad. Por ejemplo, en 2015 un estudio con osos negros concluyó que los drones aceleran la tasa cardiaca de los animales.

Gilbert ha señalado en National Geographic que, aunque los vídeos hechos con drones parezcan pacíficos y bucólicos, en el momento de la grabación las máquinas no son tranquilizadoras en absoluto: «No sé cuánto tiempo has pasado cerca de los drones, pero realmente hacen mucho ruido». Gilbert publicó una revisión de estudios en 2016 sobre el impacto de las máquinas en el comportamiento de animales.

Usar los drones de forma correcta
Los expertos han señalado que este caso y otros no deben llevar a prohibir el uso de drones, sino que se debe promover que se usen de forma correcta.

Por ejemplo, Margarita Mulero-Pázmany, investigadora en la Universidad John Moores de Liverpool (Reino Unido), quien estudia los drones, escribió una revisión en 2016 en la que sugirió que los operadores de drones deben evitar volar sobre los animales, hacer vuelos cortos y lo más discretos posible y usar modelos pequeños y silenciosos. Además, sugirió evitar interferir con los animales durante los momentos sensibles de sus ciclos vitales, como la época de cría, no molestar a especies amenazadas o no asustar a animales que de forma natural temen a los depredadores aéreos.

Sophie Gilbert ha dicho de este asunto que «es una espada de doble filo». Cree que, por una parte, cuando los drones se operan de la forma correcta, le permiten al público sentirse más conectados con la vida salvaje, lo que, según ella, es extraordinariamente importante para ayudar a la conservación de la naturaleza. Por otra parte, ha dicho, es clave que la gente recuerde que los animales tienen sus propias vidas, necesidades y miedos, con los que «no debemos interferir».
Source: Ciencia ABC

Fuente Original: El tierno vídeo de la mamá oso y su osezno pudo costarles la vida

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *