El artista obsesionado con Auschwitz

Auschwitz es el lugar del dolor interminable. Ni el paso del tiempo, ni su museización y consiguiente absorción por los tours turísticos, ni tampoco el relativismo político que impera en la segunda década del siglo XXI y que se atreve a negar lo innegable, han conseguido difuminar la huella indeleble de un drama que se interioriza con cada bocanada de aire. Si se respira pausadamente, con los ojos cerrados, todavía se huele a carne quemada. El tiempo allí se ha detenido en el espesor de las cenizas. El dolor llega a ser tan íntimo e indefinible que, cuanto se mira, se contempla por primera vez. Se trata de una epifanía de la imagen que restituye el poder de lo visual frente al estereotipo, y que deshace cualquier icono en la brasa del descubrimiento. Uno de los testimonios más excepcionales y conmovedores que ha dejado esta aproximación a la atmósfera de primeras imágenes del campo de concentración nazi es la colección de fotografías que, bajo el conciso título de «Auschwitz-Birkenau», realizó entre 2009 y 2011 Juan Pedro Revuelta. Con un permiso especial para transitar fuera de los circuitos turísticos, Revuelta registró centenares de imágenes con las que estableció una relación obsesiva que le sumió en un proceso de trabajo y búsqueda infatigables de casi tres años. Agotado emocionalmente, y sumergido –según sus propias palabras– en un «limbo creativo» en el que lo importante era terminar el proyecto a toda costa, decidió guardar el resultado final y no mostrarlo hasta ahora. Justo antes de que esta colección de fotografías vaya a ser expuesta en las diferentes Juderías de España, y ante el interés mostrado por el Museo del Holocausto de Jerusalén en su exhibición, la presentación aquí de «Auschwitz-Birkenau» supone mucho más que una primicia: sitúa ante los ojos de todos un diario de dolor personal y colectivo cuya densidad ha sido rara vez lograda por la fotografía contemporánea.

Source: Cultural

Fuente Original: El artista obsesionado con Auschwitz

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *