Aterriza de emergencia la Soyuz con dos astronautas a bordo tras un fallo en el despegue

La nave Soyuz MS-10, con el cosmonauta Alexéi Ovchinin y el astronauta de la NASA Nick Hague a bordo, ha tenido que realizar un aterrizaje de emergencia después de un fallo en los cohetes impulsores tras el lanzamiento de la nave, según han informado diferentes agencias de noticias rusas. La NASA ha confirmado que está en contacto con la tripulación a bordo de la cápsula y que ambos se encuentran en «buenas condiciones». La cuadrilla de rescate llegará a los astronautas en hora y media, según las mismas fuentes.

Una hora más tarde después del aterrizaje de emergencia, Ovchinin y Hague han sido rescatados por los grupos de salvamento y se encuentran en buen estado, según informaron fuentes oficiales. «El equipo de rescate ya localizó a la tripulación. Los médicos no detectaron lesiones ni a Alexéi Ovchinin ni a Nick Hague», han afirmado las mismas fuentes. Estas informaciones han sido confirmadas también por la NASA, quien dijo que el estado de ambos cosmonautas «es bueno».

Los astronautas, que ya han sido sacados de la cápsula que aterrizó en medio de la estepa kazaja (concretamente a unos 20 kilómetros al este de Dzhezkazgan, Kazajstán) fueron trasladados al hospital para exámenes médicos, donde se cercioraron de que habían resultado ilesos
.

Estadística baja de siniestros
«Confirmando de nuevo que el lanzamiento de Soyuz MS10 de hoy entró en un modo de reingreso balístico un poco después de su lanzamiento alrededor de las 3:47 am hora central (4:47 am EDT / 0847 GMT)», ha asegurado la portavoz de la NASA, Brandi Dean. En las televisiones norteamericanas ha explicado que este percance supone que «la tripulación no irá a la Estación Espacial Internacional hoy. En cambio, llevarán a cabo un aterrizaje de emergencia y regresarán a la Tierra».

The crew is returning to Earth in a ballistic descent mode. Teams are working to obtain additional information from our Russian partners. Watch live updates: https://t.co/mzKW5uDsTi pic.twitter.com/kWigYS1gU4— NASA (@NASA)

11 de octubre de 2018Por el momento, se cree que el fallo tuvo lugar en el cohete portador que propulsa la nave para colocarla en órbita y se produjo, «al segundo doce de vuelo». Los cohetes portadores, la causa de la destrucción en 2011 de un carguero Progress, se han convertido en un dolor de cabeza para Roscosmos, ya que han obligado en los últimos años a aplazar en varias ocasiones los lanzamientos.

Dos minutos después del lanzamiento, se notificaron fallos en las etapas superiores del cohete lanzador, según medios rusos. La tripulación comunicó que se habría producido una sacudida y que sentían la ingravidez, situación que se ha mostrado los primeros segundos a través de la retransmisión en directo de la propia NASA, donde también se ha podido observar cómo alrededor de la cápsula se producían multitud de destellos.

Por su parte, la agencia espacial rusa Roscosmos ya ha creado una comisión para investigar la causa de la anomalía. De hecho, según la agencia de noticias Interfax (que cita a una fuente anónima), Rusia podría suspender todos los lanzamientos no tripulados de sus cohetes Soyuz planeados para este año después del suceso.

«Hemos podido evitar un escenario mucho peor. Este tipo de incidentes exige una investigación de lo más rigurosa con inspecciones en las fábricas. El accidente ocurrió con un cohete con una estadística de accidentes muy baja. Esa es una mala noticia. Por otra parte, funcionó muy bien el sistema de salvamento. Esa es una buena noticia», dijo el director de Roscosmos, Dmitri Rogozin.

Segundo lanzamiento fallido de una Soyuz
El sistema de eyección de la nave espacial rusa Soyuz funcionó hoy por segunda vez en su historia, después de que se activara con éxito en 1983, en tiempos de la URSS. Según informaron las autoridades rusas, la cápsula de la Soyuz MS-10 con sus dos astronautas a bordo se separó del resto del cohete «123 segundos después» del lanzamiento.

Una situación similar se vivió el 26 de septiembre de 1983, cuando fue lanzada la Soyuz T-10a con destino a la estación espacial Saliut 7. En ese caso, el fallo tuvo lugar durante la cuenta atrás para el despegue, maniobra en la que el cohete portador explotó en la misma plataforma de lanzamiento. Por suerte para sus dos tripulantes -Vladímir Titov y Guennadi Strekalov-, la cápsula fue eyectada varios segundos antes de que tuviera lugar la explosión.

El objetivo de la misión
El lanzamiento de la nave en el marco de la misión 57-58 se produjo a las 08.40 GMT, la hora exacta prevista, según la transmisión en directo de la NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos.

Estaba previsto que la nave diera cuatro vueltas a la Tierra para acoplarse seis horas después a la Estación Espacial Internacional (EEI), donde menos de dos horas después de su llegada se abrirían las compuertas entre la Soyuz y la Estación, donde se encuentran los miembros de la misión 57.

En la EEI les esperaban el comandante Alexander Gerst, de la Agencia Espacial Europea (ESA), la ingeniero de vuelo de la NASA Serena Auñón-Chancellor y el también ingerniero de vuelo de Roscosmos Serguéi Prokópiev, que llegaron a la EEI en junio pasado.

Los miembros de la misión 57-58 iban a continuar trabajando en cientos de experimentos en materia de Biología, Biotecnología, Ciencia de la Física y Ciencia de la Tierra a bordo de la EEI, el único laboratorio en condiciones de microgravedad permanentemente ocupado.

Un agujero en la EEI
Ovchinin y Prokópiev tenían además previsto una caminata espacial el próximo 15 de noviembre, para arrojar luz sobre el agujero que causó a finales de agosto la pérdida de hermeticidad de la Soyuz Ms-09 adosada a la EEI y que Rusia no descarta fue provocado a bordo, incluso intencionadamente, según dijo el pasado día 2 el director general de Roscosmos, Dimitri Rogozin.

La NASA ha dicho al respecto que no descarta que el agujero fuera hecho intencionalmente, aunque indicó que la investigación al respecto sigue en curso.

El agujero, ya reparado, se detectó el 19 de agosto en el espacio habitacional de la Soyuz y no en la cápsula principal, por lo que no afectará su regreso a la Tierra.

La EEI, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares en el que participan 16 naciones, actualmente está integrada por 14 módulos permanentes y orbita a una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.
Source: Ciencia ABC

Fuente Original: Aterriza de emergencia la Soyuz con dos astronautas a bordo tras un fallo en el despegue

Ayuda: dale COMPARTIR

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *